Compartir

sábado, 9 de junio de 2012

INDICADORES DE MANTENIMIENTO (IV)


CAMBIAR EL MODELO PRODUCTIVO

Indagando en la Gestión de la Calidad y en la evolución propia de nuestro país, me encuentro con el padre del Control de Calidad Total, W. Edwards Deming  .

Su cita más famosa me hace plantearme la necesidad de un cambio similar en la cultura e idiosincrasia de España en la búsqueda de un "Modelo Productivo" que nos permita apostar por la "calidad, la eficiencia y la eficacia" de nuestros procesos, con el objetivo fundamental de proteger nuestras empresas y sus inversores y sus puestos de trabajo:

"Es necesaria una transformación en el gobierno, en la industria, en la educación. La administración se encuentra en un estado estable. Se necesita una transformación para salir del estado actual. La transformación necesaria será un cambio de estado, una metamorfosis, no hacerle unos simples remiendos al actual sistema de administración. Desde luego, tenemos que resolver problemas y apagar incendios a medida que ocurren, pero tales actividades no modifican el sistema".
W. Edwards Deming
"Foundation for Management of Quality 
in the Western World"
10 de octubre de 1989

Estas palabras referidas a los lamentos de los industriales de E.E.U.U. durante la década de los 80 cuando se vieron ampliamente superados por los japones muestran el camino. De la misma manera, pueden ser aplicadas estas palabras a España, aunque nuestro sistema de administración no se encuentra del todo estable y va a requerir de un esfuerzo adicional. 
Necesitamos en España de una transformación, una metamorfosis que nos permita situar personas con conocimiento de Sistemas de Calidad e Innovación en los puestos de dirección que, convencidos de sus beneficios sean los líderes hacia nuevas formas de entender la empresa española "sin complejos", conscientes del conocimiento atesorado por toda la sociedad española en las últimas décadas y, en la confianza de que el "valor humano agregado" hará posible esta nueva era.

Tras la Segunda Guerra Mundial, los japones buscan en Deming alguien que les ponga en conocimiento de los métodos de calidad. Estos métodos habían sido aplicados en la industria de guerra estadounidense con gran éxito, pero habían sido abandonados ante su aplastante supremacía económica, apostando por la cantidad y olvidando la calidad.
Los métodos de Deming se basaban en la calidad de la gestión y de la ingeniería como sistema de identificación de las variaciones y fluctuaciones en los procesos que le permitieran detectar y eliminar defectos (CEC- Control Estadístico de la Calidad y CEP-Control Estadístico de Procesos).

Deming expone en su libro "Out of the Crisis", publicado en 1986, sus "14 Puntos", donde proporcionó una herramienta básica de orientación para transformar el estilo estático de gestión norteamericano y, nos proporciona a su vez, motivos para la reflexión e inspiración de los españoles de nuestro tiempo.


LOS CATORCE PUNTOS

1.- Crear constancia de propósito para la mejora de productos y servicios. Más que hacer dinero es mantenerse en el negocio y brindar empleo por medio de la innovación, la investigación, la mejora constante y el mantenimiento.
2.- Adoptar una nueva filosofía. Toleramos demasiado la mano de obra deficiente y el servicio antipático.
3.- Dejar de confiar en la inspección masiva. Pagamos a los trabajadores para que cometan errores y luego se corrijan. La calidad no proviene de la inspección sino de la mejora de los procesos.
4.- Poner fin a la práctica de conceder negocios con base en el precio únicamente. Compramos el mejor precio, lo que conduce a mala calidad.
5.- Mejorar constantemente y por siempre el sistema de producción y servicios. La mejora no es un esfuerzo de una sola vez. La gerencia está obligada a buscar constantemente maneras de reducir el gasto y a mejorar la calidad.
6.- Instituir la formación. Con demasiada frecuencia, a los trabajadores les enseñan su trabajo otros trabajadores que nunca adquirieron una buena capacitación técnica.
7.- Instituir el liderazgo. Dirigir consiste en ayudar al personal a hacer un mejor trabajo y en aprender por métodos objetivos quien necesita formación y ayuda individual o de grupo
8.- Eliminar el temor. Los empleados temen hacer preguntas o asumir una opinión. seguirán haciendo las cosas mal, o no las harán. Las perdidas económicas resultantes son terribles.
9.- Derribar las barreras que hay entre departamentos o áreas. Muchas veces los departamentos compiten entre si, no trabajan en equipo para resolver o prever los problemas.
10.- Eliminar los lemas, las exhortaciones y las metas de producción para los trabajadores. Es mejor dejar que los trabajadores formulen sus propios lemas.
11.- Eliminar los objetivos numéricos. Los trabajadores, con tal de conservar el empleo, cumple el objetivo a cualquier precio sin tener en cuenta los prejuicios que pueda causar a la empresa
12.- Eliminar las barreras que impidan el orgullo de un trabajo bien hecho. La gente desea hacer un buen trabajo y le desmotiva no poder hacerlo. Los encargados mal orientados, los equipos mal conjuntados y liderados y los materiales de baja calidad obstaculizan el desempeño de un trabajo de calidad.
13.- Instituir un programa riguroso de formación y recapacitación. La exigencia del aprovechamiento individual del trabajador de los cursos de formación pagados por la empresa, debe ser instituida por la dirección.
14.- Tomar medidas para llevar a cabo la transformación. Se necesitará instaurar una Política de Calidad y su seguimiento, por parte de un equipo directivo especifico. Los trabajadores no pueden hacerlo solos, la dirección tampoco.

Ver Indicadores de Mantenimiento (I)Indicadores de Mantenimiento (II) e Indicadores de Mantenimiento (III)