Compartir

lunes, 1 de diciembre de 2014

¿VIGILANCIA TECNOLÓGICA vs BIG DATA? (II)

Finalizamos el último artículo sobre Vigilancia Tecnológica “¿Vigilancia Tecnológica vs Big Data?(I)” haciendo las siguientes preguntas a D.Vicente A. López Rodriguez (miembro del Grupo de Investigación “Innovación, Propiedad Industrial y Política Tecnológica” INNOPRO de la ETSII-UPM) :

- ¿Cree que las empresas, viendo las tendencias, se van a saltar el paso de la creación de la estructura de Vigilancia Tecnológica y darán el salto a BigData?

- ¿Ambos conceptos están en planos distintos?

- ¿Debemos prestar especial atención al “análisis de datos” para estar preparados para el futuro inmediato?

- ¿Se debe aprovechar esta tendencia de nomenclatura (Big Data) y compatibilizarla con la Vigilancia Tecnológica de forma que nos permita implicar y captar la atención de los Comités de Dirección de las empresas, y por lo tanto, de toda la empresa, con la finalidad de establecer una verdadera VT y una más eficiente toma de decisiones y estrategia empresarial?


Reproduzco aquí su respuesta de forma literal:

Muy interesante tus consideraciones sobre la relación de la Big Data con los conceptos de VGT/IC. Comenzaría por enunciar una verdad de perogrullo: en los últimos años, el volumen de datos en la red ha crecido exponencialmente y en 2015 se prevé superar la barrera del zettabytes de información. Por otra parte, se está demostrando que la capacidad de manejo de gran cantidad de información se está convirtiendo en una de las mayores fuentes de ventajas competitivas para las empresas, ya que permite comprender el entorno competitivo que les rodea y entender mejor a los clientes para poder ofrecer nuevos servicios y mejores productos (evitando, por supuesto la “infoxicación”), e incrementar el caudal de conocimientos de la empresa, basado en los FactoresCríticos de Vigilancia definidos por la empresa.

La mayoría de las organizaciones tienen que abordar tres problemas que encuentran difíciles de superar:

- Recolectar información relevante y fiable

- Encontrar los datos útiles entre una cantidad sobrecogedora de datos disponibles (filtrado de información curación de contenidos)

- Transformar los datos en información y conocimiento que permita tomar decisiones (análisis de información inteligencia competitiva, Big Data y datamining)

El primero de los problemas se supera con las (enormes) fuentes de información. El segundo de los problemas se resuelve mediante la implantación de un sistema de vigilancia tecnológica que permite filtrar las informaciones relevantes de la irrelevantes (curación de contenidos) y el tercer y último problema es cosa del análisis de datos, la inteligencia competitiva y el data mining. Lo que viene a ser el Big Data y sus aplicaciones.

Si la vigilancia se basa en la captura, procesamiento, diseminación de la información crítica para la toma de las mejores decisiones, y habida cuenta de la súper explosión de la información, las preguntas que siguen son obvias: ¿dónde y cómo almacenamos todos esos datos? ¿Cómo los procesamos? ¿Cómo accedemos a ellos de forma rápida? ¿Cómo los analizamos y podemos obtener valor de todos esos datos? ¿Cómo descubrir qué datos son los realmente importantes? Las tecnologías Big Data intentan dar respuesta a todas estas preguntas. Luego, de ahí se desprende que los dos conceptos no se encuentran en planos diferentes.

El Big Data va más allá de la inmensa capacidad de almacenamiento de la información. Permite analizar exabytes de información y datos no estructurados, extrayendo “las pepitas de oro informativas” para realizar, el análisis preciso que toda organización necesita.

Las tres “V’s” de la Big Data (Volumen, Velocidad y Variedad) le vienen a resolver un problema a la VGT/IC. Es decir, el análisis de Big Data es el proceso de examinar a gran velocidad grandes volúmenes de datos de una amplia variedad para descubrir patrones ocultos, correlaciones desconocidas y otra información útil, de modo que los resultados del análisis puedan proporcionar ventajas competitivas a las empresas y que las herramientas tradicionales actuales de VGT/IC les resulta difícil lograr.

Se están produciendo en la actualidad una buena cantidad de estudios que pretenden establecer esa relación funcional entre la Big Data y la VGT/IC. Uno de los más recientes lo puedes encontrar en “Big Data al Servicio de la Vigilancia Tecnológica", lo que augura una vinculación estrecha de ambos conceptos al servicio de la estrategia empresarial. La tendencia es, pues, a lograr esa vinculación y no verlo como campos separados.

Como habéis podido comprobar la última pregunta nunca me fue respondida:

- ¿Se debe aprovechar esta tendencia de nomenclatura (Big Data) y compatibilizarla con la Vigilancia Tecnológica de forma que nos permita implicar y captar la atención de los Comités de Dirección de las empresas, y por lo tanto, de toda la empresa, con la finalidad de establecer una verdadera VT y una más eficiente toma de decisiones y estrategia empresarial?

Completamente comprensible, sin duda es una cuestión maquiavélica ya que trata de que el fin justifique los medios, pero no podemos negar que uno de los objetivos fundamentales de la Vigilancia Tecnológica es detectar la existencia de amenazas y minimizar el riesgo…, ahora que cada cual se responda y actúe en consecuencia…, por no contestada, esta es la respuesta intrínseca a mi pregunta.